Manuel Rodriguez Becerra

Manuel Rodríguez Becerra

Por la defensa del medio ambiente en Colombia

Search
Close this search box.
Nuestro Planeta, Nuestro Futuro
Manuel Rogriguez Becerra

Reserva Thomas van der Hammen

De nuevo vuelve con su reiterado argumento de que la reserva no tiene ningún valor ambiental puesto que tiene muy pocos árboles

Por: Manuel Rodríguez Becerra

/ 31 de mayo 2024

La consolidación de la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá D. C., Thomas van der Hammen (RTVH), podría avanzar sustancialmente entre 2024 y 2027, en forma tal que se asegure la existencia del área de protección de la biodiversidad y de recreación urbana más importante de América Latina y el Caribe.

La reserva, desde el punto de vista ecológico, es fundamentalmente un proyecto de restauración de la flora y fauna que debe realizarse en una gran parte de un corredor de cerca de 1.400 hectáreas que comunica los cerros orientales de la ciudad con el río Bogotá, dos áreas que hacen parte de la Estructura Ecológica Principal de la capital. Otra parte de la reserva estaría dedicada a actividades piloto de agricultura sostenible y otra a la recreación ambiental con las infraestructuras propias de esta actividad así como con senderos ecológicos en las áreas restauradas. Necesario subrayar que la restauración de bosques y otros ecosistemas es considerada una de las principales estrategias para superar la profunda crisis ambiental en los ámbitos global, nacional y local.

El alcalde Carlos Fernando Galán manifestó durante su campaña que la reserva sería una de sus prioridades. Afirmaciones similares ha hecho Alfred Ballesteros, director general de la CAR. Pero ni el Plan de Desarrollo del Distrito (PDD) ni el Plan de Acción Cuatrienal (PAC) de la CAR son coherentes con las manifestaciones efectuadas por el alcalde y el director de la CAR. Así se expresa en el hecho de que el PDD solamente plantea una restauración de 700 hectáreas para todo el Distrito, y el PAC solamente 200 hectáreas.

Del caso es mencionar la nueva arremetida que el exalcalde Peñalosa ha emprendido en contra de la reserva cuya intención no es otra que obstaculizar los programas y proyectos que deben realizarse, pues insiste con obstinación en urbanizar el área, a contrapelo de los recientes datos del Dane que señalan que la población de Bogotá no crecerá más allá de los 8 millones de habitantes, que es aproximadamente su población actual. En reciente trino afirmó: “La reserva ‘forestal’ Van der Hammen, la más peculiar del mundo, porque no tiene árboles excepto poquísimos no nativos… cultivos, invernaderos, barrios, todo privado excepto la tierra que compramos para la ALO”.

De nuevo vuelve con su reiterado argumento de que la reserva no tiene ningún valor ambiental puesto que tiene muy pocos árboles. Peñalosa ofende la inteligencia al negar públicamente la existencia de docenas de estudios científicos que muestran su significado y su potencial, los primeros de los cuales se hicieron hace más de cuarenta años. Fue justamente el profesor Van der Hammen, el naturalista más importante de Colombia del siglo XX, quien señaló la prioridad de constituir la reserva. Peñalosa también desconoce los resultados de los procesos de restauración, prefiriendo no hablar de los éxitos obtenidos en lugares como el Central Park de Nueva York, que antes de declararse como tal era una zona deforestada, o el Golden Gate de San Francisco, que es un ejemplo sin par de restauración y, también, de establecimiento de ecosistemas boscosos en zonas que antes eran dunas. La RTVH, en contraste, cuenta con algunos relictos de humedales y bosque nativos, así como una diversidad biológica notable, los cuales facilitan su restauración.

La administración de Claudia López avanzó en la consolidación de la reserva al incluirla en el POT y al haber suscrito acuerdos con propietarios, colegios, universidades y floricultores con miras a adelantar proyectos de restauración, viveros y monitoreo de flora y fauna. Pero lo más notable fue la expedición, en los últimos días de su administración, del acto administrativo mediante el cual se establece el mecanismo voluntario de Transferencia de Derechos de Construcción que le permitirá al Distrito adquirir predios de la RTVH. El gran reto para el alcalde Galán es poner en marcha este ingenioso mecanismo que podría hacer que la reserva llegue a ser predominantemente de propiedad pública.